¿Qué es la alimentación consciente?

La alimentación consciente no es más que prestar atención mientras se come.

Esto conlleva: centrarse en los atributos sensoriales de la comida, como el sabor, el olor y la textura; reconocer respuestas subjetivas al comer un alimento, como qué le gusta y qué no le gusta a uno; y prestar atención a las sensaciones internas de hambre y saciedad. La alimentación consciente anima al cuerpo a respetar su propia inteligencia interna para elegir alimentos que son al mismo tiempo satisfactorios, placenteros y nutritivos.

foto by Jay Wennington
foto by Jay Wennington

Consejos para comer de forma más consciente

  • Antes de abrir la nevera o el armario, respire hondo y pregúntese cómo se siente. ¿De verdad tiene hambre? ¿O es sed? ¿Está estresado? ¿Está aburrido? Piense durante unos instantes y diferencie entre sus necesidades y sus deseos.
  • Si no necesita comer, haga otra cosa, como salir a dar un paseo corto.
  • No coma mientras camina; así es difícil saber cuánto come. Siéntese.
  • Resístase a comer directamente de la bolsa o la caja. Sírvase la comida; así podrá ver y apreciar qué come y en cuánta cantidad.
  • Use platos pequeños, que le ayudarán a controlar las raciones.
  • Elimine las distracciones. Apague el televisor y todos los aparatos que tengan pantallas, como ordenadores, teléfonos, etc.
  • Cronométrese: dedique 20 minutos a cada comida.
  • Coma en silencio durante cinco minutos, pensando en lo que ha hecho falta para crear ese plato, desde los rayos del sol y el agricultor hasta la tienda y el cocinero.
  • Pruebe a utilizar la mano no dominante o palillos para tratar de comer más lentamente.
  • Tome bocados pequeños y mastíquelos bien mientras se centra en el olor, el sabor y la textura de la comida. Intente masticar cada bocado 30 veces.
  • Pruebe a dejar los cubiertos sobre la mesa tras cada bocado. No los vuelva a coger hasta haber tragado lo que ya tiene en la boca.
  • Intente no acabarse todo el plato. Si se siente lleno, guarde las sobras de forma segura. En un restaurante, pida que se las pongan para llevar.