Cinco pasos para tener unas manos bien cuidadas

Dicen que las manos son nuestra carta de presentación, la primera impresión que damos cuando conocemos a alguien. También nuestras manos son capaces de decir la edad que tenemos o por lo menos acercarnos a ese dato que tan bien algunos saben guardar.

A partir de los 30 años la producción celular baja un 10% y hace que la piel sea menos eficiente, no regenerándose con tanta facilidad. Por eso estos 5 consejos nos ayudarán a mantener unas manos jóvenes y bien cuidadas:

1.- Cambia tu gel de manos por otro más natural.

Siempre que puedas, escoge una gama de geles naturales y orgánicos. Suelen estar enriquecidos con ingredientes calmantes como el Aloe Vera para limpiar sin resecar y con aceites esenciales, dejando la piel suave e hidratada. Huye de ingredientes como los Parabenes, Sodium Lauryl Sulfate, Aceites Minerales, Fragancias Artificiales y Preservativos Químicos. Otra opción maravillosa son las pastillas de jabón. Actualmente existen muchas marcas artesanales en el mercado 100% naturales y con una gran cantidad de ingredientes orgánicos.

2.- Aplica crema de manos cada vez que laves tus manos y cada noche antes de dormir.

La Manteca de Karité y el Aceite de Oliva son dos ingredientes que hidratan en profundidad. Busca siempre ingredientes que te aporten una máxima hidratación y confort.

foto by MIlada Vigerova
foto by MIlada Vigerova

3.- Tratamiento intensivo una vez a la semana.

Mezcla el tamaño de una cuchara de postre (cada ingrediente) de miel, de avena y de aceite de oliva en un bol. Mete las manos durante 10 minutos, dales vuelta y vuelta. Enjuágalas y aplícate crema de manos con un suave masaje.

4.- Cuando utilices protección solar no te olvides de la palma de tus manos y de los dedos.

Enhorabuena si eres disciplinada en el uso de protección solar en cara y cuerpo, ¿pero qué pasa con tus manos? Cuídalas porque como ya hemos comentado nada más empezare este artículo, tus manos dicen mucho de ti.

5.- Para las manchas en la piel.

Exfolia las manos dos veces a la semana, utiliza protección solar y utiliza jabones y cremas que contengan Pomelo y Bergamota y Aceite Dulce de Almendras.